ssvampire

foro de saint seiya
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

ATENCION ANTIGUOS MIEMBROS DEL FORO… sus personajes están apartados por máximo un mes… de no mandar mensaje privado o dejar algún comentario reclamándolo será liberado para que alguien más pueda usarlo, al igual ke sus posts antiguos en caso de querer seguir sus historias donde se han quedado favor de avisarme o a alguno de los administradores para liberar sus temas.

Comparte | 
 

 El Surgimiento

Ir abajo 
AutorMensaje
Scarlett Schweinsteiger
Aiacos de Garuda .::. Caín .::. *Antediluviano*
Aiacos  de  Garuda  .::. Caín .::.   *Antediluviano*
avatar

Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: El Surgimiento   Sáb Abr 26, 2008 12:23 am

La biblia cuenta una historia que un Dios terrible dicto, el drama de dos hermanos, el justo y el traídor…. Abel, mezquino y cobarde, el siervo de su señor, Caín que no entro en el juego y que se rebelo.....

Caín, con lágrimas en los ojos dejó caer el afilado objeto sobre la piel de su hermano Abel; la sangre de este comenzó a correr sobre el altar del sacrificio, un dulce aroma rodeó el lugar, sus sentidos se inundaron de aquella dulzura, cerró los ojos dejándose embargar por ese delicioso aroma, el viento mecía suavemente su negro cabello, de sus ojos azules las lágrimas pararon de salir, miro el altar, había hecho un sacrificio y estaba seguro de que era mejor que aquel que hubiera hecho su hermano; una voz a sus espaldas, provocó que girase su rostro, encontrando la cara de su padre, entre acongojada e iracunda

- Maldito estás, Caín, quien mataste a tu hermano. Como yo fui expulsado, así lo serás tú.

Alzó su rostro, ningún rastro de aquellas lágrimas se mostraba en su pálida piel, sus orbes violetas centellearon con orgullo, sin mostrar el más mínimo signo de arrepentimiento o tristeza, la maldición estaba hecha y sabía que su padre no cambiaría de opinión, giró sobre sus talones, y comenzó a caminar hacia la tierra de Nod, sin que su vista volviera atrás.

Una vez que descubrió que se encontraba sólo se atrevió a derramar unas cuantas lagrimas por aquel destino que le esperaba, las palabras de Yahvé resonaban en su mente: “quien quiera que mate a Caín lo pagará siete veces”. Sus problemas no se limitaban a sentir hambre, pasar frío, sentirse sólo, si no también, debía de vivir con el terrible recuerdo de haber matado a su hermano., debía lidiar con la inmortalidad

Una dulce voz traída por el viento llegó hasta sus oídos, aquella voz le susurraba palabras de consuelo, de socorro, una silueta se dibujó entre las sombras de aquella tierra, la figura de una mujer que se acercó a él. Aquella mujer le ofrecío comida ropas y consuelo, y entonces, se presentó ante él, ella era Lilith, la primera esposa de Adan

Caín se acercó a aquella mujer y le acompañó a sus aposentos, donde Lilith cumplió lo dicho, le alimento y le vistió, y lo consoló en la tristeza de aquella maldición. Desde entonces, el pelinegro vivió en la casa de Lilith, hasta que un buen día se atrevió a preguntarle a la dama lo que tanto le intrigaba
ilith, de ojos claros y cabello largo y azul como las frías aguas del mar, oyó atenta la petición de Caín al descubrir como había logrado todo lo que tenía, él le pidió que lo despertara, Lilith entonces cedió, un suspiro emanó de sus labios, ella no deseaba hacerlo, pero amaba tanto a Caín que le daría lo que quería, sin importarle lo que luego pudiera suceder, cerró sus hermosas orbes, tomando un cuchillo que se encontraba cerca, cortó una de sus muñecas dejando caer aquel líquido rojo sobre un recipiente, entregándoselo a Caín

El pelinegro llevó sus labios a aquel recipiente, bebiendo el contenido de este, su sangre tenía un dulce sabor, el cual le hizo caer en la obscuridad para siempre
Una luz llenó la oscuridad en la que Caín estaba, entonces Miguel, Rafael y Uriel se aparecieron ante él y ante su negativa de arrepentirse lanzaron tres maldiciones sobre él y su progenie:

- temeréis mi llama viviente, que morderá profundo y saborear vuestra carne
- temeréis el amanecer, y los rayos del sol os buscarán para quemaros como el fuego dondequiera que os escondáis.
- abrazaréis las Tinieblas, beberéis sólo sangre, comeréis sólo cenizas, seréis como fuisteis en el momento de morir, Nunca muriendo, continuando viviendo. Caminaréis para siempre en las Tinieblas, todo cuanto toquéis se desmoronará, hasta el último día

Caín cerró sus ojos, sintiéndose angustiado por aquellas tres maldiciones, sin embargó no mostro signo alguno de la angustia que le provocaban aquellas palabras, permaneció un momento así, con los ojos cerrados, y cuando al fin abrió los ojos se encontró a Gabriel, frente a él

-Hijo de Adán, Hijo de Eva, observa: La redención del Padre es mayor de lo que jamás podrías imaginar, pues, incluso ahora, hay una senda abierta, el camino de la Redención, Y llamarás a este camino Golconda. Habla a tus hijos de él, pues por él volverán a residir en la Luz.

La obscuridad se disolvió ante los ojos de Caín, los ojos de Lilith le miraban con atención, y entonces Caín supo que había despertado, una vez que notó esto, descubrió como poder Como el rayo moverse [Celeridad], Cómo coger prestada la fuerza de la tierra [Potencia], cómo ser cual piedra [Fortaleza]. En cambio Lilith, su maestra, su Sire le enseñó cómo se ocultaba de los cazadores [Ofuscación], cómo exigía obediencia [Dominación] cómo pedía respeto [Presencia].
Caín, siempre listo, siempre perfeccionista descubrió por su cuenta, sin instrucción de Lilith, cómo alterar las formas [Protean], cómo dominar animales [Animalismo], cómo hacer que los ojos miren más allá de la vista [Auspex].
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ssvampire.forospanish.com
 
El Surgimiento
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ssvampire :: RPG General :: Sobre los Vástagos :: La historia-
Cambiar a: